El Blog del Podólogo » Blog Archives

Tag Archives: tratamiento

Consejo cuidado de los pies Consejos para pacientes dolor

DISFUNCIÓN DEL TENDÓN TIBIAL POSTERIOR. ¡SE ME APLANA EL PIE!

Published by:

En ocasiones acuden a consulta pacientes que nos cuentan como de repente se les ha aplanado uno de los pies sin causa aparente. Estas deformidades cuando llegan a un punto en el que cursan con dolor es cuando el paciente decide realizar una visita al especialista.

Durante la exploración efectivamente se observa como, normalmente, de los dos pies uno tiene un arco plantar más descendido que el contralateral, lo que genera una alteración estructural que en situación de carga genera una alteración del patrón normal de la marcha.

La clínica, es decir, lo que refiere el paciente es un dolor que habitualmente se localiza en la zona medial del tobillo extendiéndose hasta la tuberosidad del navicular, hueso del tarso donde se inserta principalmente el tendón del músculo tibial posterior con un papel preponderante en el mantenimiento del arco plantar. Existen otros signos como enrojecimiento, hinchazón, etc. A medida que el tendón se deteriora y la deformidad progresa la sintomatología, así como las estructuras implicadas también evolucionan y varían.

Esta enfermedad se le conoce como insuficiencia del tibial posterior estando descritos varios estadios de la enfermedad en función del grado de deformidad y deterioro del tendón implicado. Sin embargo, hay otro elemento implicado en la patología y es la probable afectación del ligamento calcaneonavicular plantar, conocido popularmente como ligamento en hamaca, que se extiende desde el calcáneo al navicular otorgando una sujeción adicional a la cabeza del astrágalo impidiendo que éste caiga.

Al margen de la exploración física, como pruebas diagnósticas se solicitan fundamentalmente dos, una radiografía simple en carga, con el que valoramos los grados de aplanamiento del pie, así como el estado de las articulaciones del tarso y una resonancia magnética con el que podemos observar el estado de conservación del tendón tibial posterior.

TRATAMIENTO

En función del grado en el que se catalogue la patología los tratamientos de primera elección pueden ser conservadores o quirúrgicos.

En el caso de optar por tratamientos conservadores es común optar por plantillas con un buen soporte del arco plantar o en casos más evolucionados se opta por AFOs o férulas, así como ultrasonidos, etc.

Si la opción conservadora queda descartada, la vía quirúrgica contempla varias opciones que contemplan desde reparaciones del tendón afectado, realineación de los huesos del tarso, etc. Dado que las opciones son varias éstas se adaptan a las necesidades puntuales de cada paciente.

Share
Pie reumático

EL PIE EN EL ENFERMO REUMÁTICO

Published by:

Hay patologías a nivel del pie que se escapan de las afecciones más comunes que vemos en consulta, pero que resultan imprescindibles conocer y saber identificar.

Una de ellas es la conocida como pie reumático. Esta singular enfermedad consiste en una patología inflamatoria crónica que afecta a todo el aparato locomotor teniendo especial presencia en manos y pies. Los tejidos que degrada son diversos, tendones, huesos, piel, nervios, etc. La degradación de los tendones evoluciona hacia una rotura de los mismos y a nivel óseo va relacionada con la osteoporosis que da lugar a fracturas de estrés entre otros problemas.

La padecen aproximadamente un 0.5% de la población mundial, indistintamente del lugar de origen, en personas a partir de los 25 años estando más presente en mujeres que en hombres, aunque a partir de los 60 años la desproporción tiende a equilibrase.

CLÍNICA

La sintomatología que refieren los pacientes es dolor a nivel de los pies especialmente a nivel del antepié durante los primeros pasos del día, incrementándose cuando se realiza una compresión transversal del antepié.

Una de las afecciones que presentan es la entesopatía del tendón calcáneo (antiguamente tendón de Aquiles) que no necesariamente debe ser bilateral, aunque la más común es la artritis reumatoide siendo en este caso una constante que la afectación se presente en ambos pies de forma simétrica.

TRATAMIENTO

Los tratamientos necesariamente deben ser multidisciplinares, ya que esta enfermedad tiene repercusiones en varios niveles más allá del pie, rodilla, cadera, etc.

Cualquier tratamiento conservador o quirúrgico tiene como objetivo prioritario disminuir la intensidad del dolor y posteriormente recuperar en la medida de lo posible la funcionalidad.

Un elemento fundamental será la adaptación del calzado estándar para ofrecer amortiguación a nivel del talón y un elemento en balancín para limitar la movilidad del tobillo y articulaciones metatarsofalángicas, lo que permite de entrada disminuir el dolor.

El tratamiento del pie reumático constituye en si mismo un reto en el que varios especialistas deben colaborar desde sus respectivos campos. Es además esencial explicar con claridad al paciente cuáles son los objetivos de los tratamientos propuestos, y que rango de mejora es posible alcanzar para que las expectativas se ajusten a la realidad.

Share
Pie equinovaro congénito

¿QUÉ ES EL PIE EQUINOVARO CONGÉNITO?

Published by:

¿QUÉ ES EL PIE EQUINOVARO CONGÉNITO?

El pie equinovaro congénito o pie zambo, es una deformidad multiplanar cuya aparición se detecta al nacer. Su incidencia es de 1 a 6,8 por cada mil nacimientos, siendo más habitual en varones.

No se ha podido establecer un origen hereditario, ya que muchas veces no hay antecedentes familiares, aunque si que empiezan a publicarse estudios que hablan de alteraciones cromosómicas que implicadas en la función y desarrollo del músculo.

Las deformidades asociadas incluyen el pie aducto, supinación del pie, cavo y equino, siendo este último imprescindible para el diagnóstico y catalogación de la patología en un individuo.

El tratamiento a lo largo de los años ha ido evolucionando dando paso tratamientos conservadores y quirúrgicos indistintamente hasta la terapia conservadora actual de eficacia probada y ampliamente aceptada. Su tratamiento se remonta a los tiempos de Hipócrates en el 400 antes de nuestra era, dando paso en el siglo XIX a las ferulizaciones con escayola. Posteriormente se introducen alternativas quirúrgicas encaminadas a tratar la deformidad predominante, el pie equino, mediante una tenotomía del tendón calcáneo (conocido popularmente por el término obsoleto tendón de Aquiles), sin embargo, las complicaciones infecciosas posteriores eran recurrentes. Estos inicios quirúrgicos dieron paso a priorizar la liberación de partes blandas a nivel posterior y medial del pie, incluyendo abordajes en articulaciones y tenotomías. Las cirugías si bien podían ser funcionales en un principio no estaban exentas de dar lugar a rigideces en el pie, reducciones parciales de la deformidad, etc. Lo que no descartaba nuevas intervenciones en la etapa adulta. Es a partir de la segunda mitad del siglo XX cuando el Dr. Ponseti empieza a publicar un método conservador basado en el conocimiento de la biomecánica del pie equinovaro, mediante el empleo de enyesados que se adecuan y recambian hasta los 4-5 años de edad, modificaciones y actualizaciones de la técnica han dado lugar a una recidiva de entre un 6% y un 21% de los casos siendo por tanto una cifra muy inferior al 56% original. El método Ponseti es la técnica de manipulación y corrección del pie equinovaro congénito más utilizado en el mundo y por tanto el que mayor consenso académico ha logrado. En España la especialista con mayor experiencia en el estudio y tratamiento del pie equinovaro es la Doctora Ana Mª Ey.

 

Share
Consejo cuidado de los pies infecciones

VERRUGAS PLANTARES. ¿QUÉ SON? ¿SE PEGAN? TRATAMIENTO

Published by:

Verrugas Plantares

Las verrugas plantares son un tipo de lesión que pueden localizarse en la planta de los pies o en los dedos. Están causados por el virus del papiloma humano, ésta infección se desarrolla habitualmente en personas en edades tempranas, como niños o adolescentes asociados a bajadas puntuales en el sistema inmune, lo que favorece la proliferación circunscrita de éste tipo de patógeno.

Su presencia puede ser confundida en ocasiones por una callosidad, entre otras posibilidades dado que su aspecto exterior es muy similar, aunque su mecanismo de formación no tiene nada que ver, mientras que las callosidades se producen exclusivamente en zonas de presión, el papiloma puede aparecer indistintamente en puntos donde no se recibe carga alguna. El podólogo dispone de los conocimientos y las herramientas necesarias para realizar un diagnóstico diferencial.

Además, el desarrollo del papiloma se da en un espacio breve de tiempo y suele enmarcarse en muchos casos en personas que realizan algún tipo de actividad en gimnasios, piscinas, etc. ya que el virus es capaz de “vivir” en entornos donde ha entrado en contacto una persona que ya esté infectada, es por ello que existe un riesgo de contagio y por tanto es importante tener ciertas precauciones como el uso de sandalias, mantener los pies secos, etc.

El tratamiento fundamentalmente tiene como objetivo eliminar la verruga, aunque es imposible determinar con seguridad la destrucción del virus, por lo que, en algunos casos, pocos, existe el riesgo de recidiva. La resolución del caso suele estimarse entre semanas o meses.

Share