El Blog del Podólogo » Blog Archives

Tag Archives: tacon

Consejo cuidado de los pies zapatos

Errores más frecuentes a la hora de comprar zapatos

Published by:

“En muchas ocasiones, los pacientes nos preguntan sobre las características del calzado que tienen que comprar y la conveniencia de adquirir un zapato especial u ortopédico”, comenta el podólogo Javier Ruiz, vocal de Comunicación del ICOPCV.

En la mayoría de casos, no es necesario recurrir a zapato especial y podemos comprar nuestro calzado en zapaterías normales. Eso sí, es importante saber identificar y comprobar algunos requisitos para no equivocarnos.

Javier Ruiz recuerda que conviene repasar algunas características en los siguientes elementos:

Tacón: No recomendamos ir planos de manera habitual. Un poco de tacón permite relajar la musculatura posterior de la pierna, aunque es necesario no tener grandes alturas porque con el tiempo, la musculatura posterior se acortaría. La altura recomendada oscila entre 2cm y 4cm. Cuando se sobrepasan esos 4cm, hay una sobrecarga a nivel de las cabezas metatarsianas, dolencia que puede agravarse si existe una alteración estructural en la fórmula metatarsiana.

Suela: Debe conseguir aislar el pie del suelo para protegerlo de cualquier elemento externo que pueda lesionarlo. El material puede ser blando de manera que resulte más confortable.

El cambrillón es la parte que da rigidez al zapato. (Foto: Javier Ruiz).

El cambrillón es la parte que da rigidez al zapato. (Foto: Javier Ruiz).

Cambrillón: Este elemento se inserta normalmente dentro de la suela del zapato para dotarla de rigidez desde el talón hasta como mínimo la zona anterior del pie. A la hora de andar, durante cada impulso, el cambrillón otorga un efecto palanca que nos facilita el despegue; así permite al pie trabajar menos y por tanto padecer menos sobrecargas.

Quebrante de puntera: Es la distancia que existe entre la punta del zapato y el suelo. Permite que en la fase de despegue exista un movimiento de balancín -que unido al efecto del cambrillón consigue una marcha fluida y cómoda.

Caña del zapato: Elemento que envuelve el pie. De materiales y sujeción diversa (de corte cerrado, acordonado, velcro, etc.). Es muy importante la parte que protege a los dedos; esta zona debe ser amplia para evitar compresiones laterales y contar con un mínimo de altura que permita mover los dedos verticalmente. Hay que evitar siempre que los dedos estén comprimidos tanto a la ancho como entre la planta y el dorso.

A partir de aquí, si el calzado que buscamos es para la práctica de alguna actividad deportiva existen otros elementos que habrá que tener en cuenta para que se adapte al gesto deportivo. Entre ellos: rigidez y dibujo de la suela, materiales, puntera, etc. El calzado deportivo está hoy en día muy adaptado a cada disciplina.

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppLinkedInEmailCompartir
Consejo cuidado de los pies

El calzado plano no es bueno para hombres ni para mujeres

Published by:

shoes-2321443_960_720

Andar calzado con un zapato totalmente plano sin casi suela no es nada recomendable.  En primer lugar, porque una suela muy fina obliga a nuestro pie a absorber los impactos contra el suelo directamente. Es el caso de de las típicas bailarinas o manoletinas, carentes de amortiguación, y muy comunes en niñas y adolescentes. Además, no ofrecen un buen apoyo para el arco del pie ni para el talón.

niña con Merceditas

Como explica la podóloga Estefanía Soriano, vicepresidenta del Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana, “el calzado excesivamente plano hace sufrir al sistema aquíleo-calcáneo-plantar, el encargado de realizar el primer movimiento del paso.  Cada vez que el talón entra en contacto contra el suelo, nuestro tobillo se flexiona gracias a la tensión del tendón de Aquiles. Si llevamos un calzado excesivamente plano, la tensión del Aquiles tiene que ser mayor para poder dar lugar a esa flexión. ¿Consecuencia? Que el hueso del talón (el calcáneo) y la fascia plantar recibirán mayor tensión.  Y esto puede dar lugar a la temida fascitis plantar (dolor en la planta del pie), muy frecuente en verano, cuando se abusa de las chanclas”. Incluso puede derivar en dolor en los músculos de la pantorrilla, problemas en los tobillos, la espalda y cadera, e interferir en la postura en general.

La fascitis plantar (dolor en la planta del pie) es muy frecuente en verano por el excesivo uso de chanclas y zapatos planos

No nos dejemos llevar por modas perjudiciales ni por una falsa sensación de comodidad. Al igual que un calzado con mucho tacón es perjudicial, también lo opuesto. ¿Cuántas veces hemos escogido un zapato plano para caminar durante horas “porque iremos más cómodos” y hemos acabado el día con un fuerte dolor de pies? Lo recomendable -tanto en hombres como en mujeres- es utilizar un calzado con un tacón de 4cm, con buena amortiguación, para que el pie pueda trabajar sin sobreesfuerzo en la marcha habitual.