El Blog del Podólogo » Blog Archives

Tag Archives: dolor

callos Consejo cuidado de los pies heloma

¿QUÉ ES EN REALIDAD UN “OJO DE POLLO”?

Published by:

HELOMA

Una práctica muy habitual que desarrollan los podólogos en sus consultas es la que se conoce como quiropodia, en ella se realiza un cuidado básico del pie en el que tratan alteraciones ungueales y dérmicas.

Entre los problemas de la piel que habitualmente tratan están las callosidades, conocidos popularmente como callo, ojo de pollo, clavo, etc. A lo largo del tiempo se le ha nombrado de muchas maneras a un mismo problema, cuyo nombre real es heloma.

El heloma en una acumulación de tejido desvitalizado que en condiciones normales se desprende en el proceso natural de renovación de la piel, sin embargo, cuando existe una sobrecarga localizada, la piel reacciona y para defenderse acumula capas en la superficie de la piel, que por efecto de la propia presión constante acaba invaginándose hacia el interior, provocando el característico dolor punzante, similar al que podríamos experimentar al pisar una piedra pequeña que se nos ha colado dentro del calzado.

Una vez lo eliminan en consulta, es importante tener en cuenta que mientras el agente causal permanezca, el heloma se reproducirá una y otra vez. El tiempo en el que puede volver a salir varía en función del tipo de presión recibida, localización, etc. Siendo lo habitual alrededor de un mes entre visitas. En función de cada caso se pueden realizar acciones complementarias a la quiropodia, siendo el podólogo el que informará y escogerá la terapia alternativa que estime más oportuna. Las herramientas de las que disponen son variadas, desde ortesis a medida de silicona para deformidades en los dedos, a plantillas para lesiones localizadas en la planta del pie o incluso recurrir a técnicas quirúrgicas cuando las alternativas no son suficientes y el dolor asociado a la lesión lo justifica.

 

Share
Consejo cuidado de los pies Consejos runners maraton Runners

HEMATOMA SUBUNGUEAL. CAUSAS, TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN

Published by:

HEMATOMA SUBUNGUEAL. CAUSAS, TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN

Es habitual especialmente en deportistas que, al finalizar su actividad deportiva, descubran al descalzarse que las uñas de los pies, normalmente las uñas de los dedos gordos presentan un aspecto ennegrecido. A veces incluso tienen el calcetín manchado de sangre. Los hematomas subungueales son hemorragias que se producen bajo la uña cuando ésta recibe un traumatismo repetitivo, como el que padecen cuando uno realiza actividades como correr, jugar a deportes de impacto como el fútbol, etc.

Los hematomas subungueales pueden ser muy dolorosos cuando la sangre se acumula bajo la uña sin ninguna vía de salida, en éstos casos la presión aumenta provocando fuertes molestias. Es precisamente en ese momento cuando es necesario acudir al podólogo en el menor tiempo posible para que pueda drenar el contenido sanguinolento de una manera segura. El drenado se realiza mediante una o dos perforaciones de la lámina ungueal. Hay que comprender que debido a la hemorragia la lámina ungueal se halla desprendida del lecho por lo que un profesional cualificado puede realizar el procedimiento con seguridad de manera indolora con el material adecuado, previniendo además posibles infecciones posteriores.

Posteriormente es conveniente realizar revisiones con el podólogo, ya que dependiendo del daño sufrido por la uña es recomendable eliminarla para poder realizar curas de manera más efectiva y esperar a que la uña crezca de nuevo, proceso que puede prolongarse de 12 a 18 meses.

La prevención es fundamental y aunque este tipo de lesiones en muchos casos son inherentes al propio gesto deportivo el podólogo le podrá aconsejar sobre cómo prevenir que la uña padezca de forma innecesaria.

Share