Curiosidades

¿Qué es un pie de Loto?

Cuenta la leyenda que durante la China imperial uno de sus emperadores se enamoró de una bailarina con los pies vendados. Hasta tal punto llego la obsesión del máximo mandatario del imperio que llevó a la señorita a palacio y la colmó de regalos y de una vida de opulencia. La historia caló en la población y los pies pequeños y vendados se convirtieron en un fetiche sexual para los chinos.

A partir de entonces, las familias que se lo podían permitir vendaban desde bien pequeñitas a sus hijas con el objetivo de que éstas pudieran encontrar un buen marido. Las familias que vendaban los pies a su hija eran conscientes de que ésta no les iba a poder ayudar en los trabajos del campo. De ahí que no todas las familias pudieran permitirse prescindir de la mano de obra de uno de sus integrantes. Los vendajes compresivos buscaban deformar el pie para evitar su crecimiento. El estándar de pie considerado erótico debía ser pequeño, no más de 10 centímetros en los dos primeros años, delgado, puntiagudo, suave y simétrico.

El hecho de hacerlo a una edad muy temprana hace que los huesos de las niñas fueran más maleables. Los pies se ponían en remojo con una mezcla de hierbas y sangre animal para eliminar las posibles infecciones de la piel. En ese momento su propia madre le rompía los 4 dedos más pequeños y los aprisionaba contra el talón para luego vendarlos con seda o algodón. Este ritual se repetía cada dos días con vendas limpias y durante 10 años. Hasta los dos años la las niñas sentían un dolor insoportable, hasta que se mataba el nervio con lo que el dolor desaparecía. Con el tiempo se producían deformaciones increíbles y artrosis que en muchos casos inutilizaban a las mujeres para tener una vida normal debido a los problemas para caminar que esta practica conllevaba.

loto

Afortunadamente, en 1911 esta práctica quedó prohibida en China. La influencia de la forma de vida occidental llevó a que se extendiera por el país que los pies de Loto se trataba de una forma de mutilación contra las mujeres. Hoy en día todavía se puede ver a algunas ancianas de zonas más rurales del país con los pies deformados por culpa de esta práctica.

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppLinkedInEmailCompartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>