Category Archives: heloma

callos Consejo cuidado de los pies heloma

¿QUÉ ES EN REALIDAD UN “OJO DE POLLO”?

Published by:

HELOMA

Una práctica muy habitual que desarrollan los podólogos en sus consultas es la que se conoce como quiropodia, en ella se realiza un cuidado básico del pie en el que tratan alteraciones ungueales y dérmicas.

Entre los problemas de la piel que habitualmente tratan están las callosidades, conocidos popularmente como callo, ojo de pollo, clavo, etc. A lo largo del tiempo se le ha nombrado de muchas maneras a un mismo problema, cuyo nombre real es heloma.

El heloma en una acumulación de tejido desvitalizado que en condiciones normales se desprende en el proceso natural de renovación de la piel, sin embargo, cuando existe una sobrecarga localizada, la piel reacciona y para defenderse acumula capas en la superficie de la piel, que por efecto de la propia presión constante acaba invaginándose hacia el interior, provocando el característico dolor punzante, similar al que podríamos experimentar al pisar una piedra pequeña que se nos ha colado dentro del calzado.

Una vez lo eliminan en consulta, es importante tener en cuenta que mientras el agente causal permanezca, el heloma se reproducirá una y otra vez. El tiempo en el que puede volver a salir varía en función del tipo de presión recibida, localización, etc. Siendo lo habitual alrededor de un mes entre visitas. En función de cada caso se pueden realizar acciones complementarias a la quiropodia, siendo el podólogo el que informará y escogerá la terapia alternativa que estime más oportuna. Las herramientas de las que disponen son variadas, desde ortesis a medida de silicona para deformidades en los dedos, a plantillas para lesiones localizadas en la planta del pie o incluso recurrir a técnicas quirúrgicas cuando las alternativas no son suficientes y el dolor asociado a la lesión lo justifica.

 

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppLinkedInEmailCompartir