Category Archives: Consejo cuidado de los pies

Consejo cuidado de los pies dolor Futbol

LESIONES EN EL FÚTBOL: LA FRACTURA DE JONES

Published by:

LESIONES EN EL FÚTBOL: LA FRACTURA DE JONES

La práctica deportiva se caracteriza por una serie de movimientos repetitivos que se engloban en los que denominamos gesto deportivo. Cada deporte tiene unas necesidades particulares y por tanto las cargas que se transmiten a los pies son susceptibles de variar.

En la práctica del fútbol hay tres elementos fundamentales a tener en cuenta:

  • Carrera.
  • Cambios bruscos de dirección y ritmo.
  • Contacto con el balón, así como con otros jugadores.

A estos elementos hay que añadir el calzado que precisa su práctica, la bota de fútbol. Este calzado se caracteriza por un ajuste total al pie, elementos de protección en antepié, así como elementos que otorgan a la bota de zonas de tracción para tener un mayor control del balón tanto en carrera como a la hora de realizar el chut, entre otros elementos.

LESIONES EN EL FÚTBOL: LA FRACTURA DE JONES

Una de las lesiones que más temen los futbolistas es la conocida como fractura de Jones, aunque actualmente su clasificación es más amplia abarcando la avulsión tuberositaria, fractura en la diáfisis del quinto metatarsiano, etc.

Ésta fractura se da en condiciones de estrés repetitivo en la base del quinto metatarsiano, debido en muchos casos a una bota cuya resistencia en el arco enfranque es insuficiente.

LESIONES EN EL FÚTBOL: LA FRACTURA DE JONES

Esta zona queda suspendida en el aire ya que el resto del pie queda sustentado por los tacos de la bota. Durante la práctica deportiva si el arco enfranque no es capaz de resistir las cargas que se generan en este punto, la zona más vulnerable que se expone a una lesión es el quinto metatarsiano, generando en no pocos casos una fractura del hueso a este nivel.

LESIONES EN EL FÚTBOL: LA FRACTURA DE JONES

Así pues, uno de los elementos fundamentales para escoger una bota de fútbol es comprobar manualmente la resistencia de esta zona, para ello debemos sostener la bota de fútbol en el talón y en la punta e intentar doblarla, si es flexible por la zona del arco enfranque os recomendamos buscar un modelo alternativo.

Para cualquier duda como siempre, acude a tu podólogo.

Share
callos Consejo cuidado de los pies heloma

¿QUÉ ES EN REALIDAD UN “OJO DE POLLO”?

Published by:

HELOMA

Una práctica muy habitual que desarrollan los podólogos en sus consultas es la que se conoce como quiropodia, en ella se realiza un cuidado básico del pie en el que tratan alteraciones ungueales y dérmicas.

Entre los problemas de la piel que habitualmente tratan están las callosidades, conocidos popularmente como callo, ojo de pollo, clavo, etc. A lo largo del tiempo se le ha nombrado de muchas maneras a un mismo problema, cuyo nombre real es heloma.

El heloma en una acumulación de tejido desvitalizado que en condiciones normales se desprende en el proceso natural de renovación de la piel, sin embargo, cuando existe una sobrecarga localizada, la piel reacciona y para defenderse acumula capas en la superficie de la piel, que por efecto de la propia presión constante acaba invaginándose hacia el interior, provocando el característico dolor punzante, similar al que podríamos experimentar al pisar una piedra pequeña que se nos ha colado dentro del calzado.

Una vez lo eliminan en consulta, es importante tener en cuenta que mientras el agente causal permanezca, el heloma se reproducirá una y otra vez. El tiempo en el que puede volver a salir varía en función del tipo de presión recibida, localización, etc. Siendo lo habitual alrededor de un mes entre visitas. En función de cada caso se pueden realizar acciones complementarias a la quiropodia, siendo el podólogo el que informará y escogerá la terapia alternativa que estime más oportuna. Las herramientas de las que disponen son variadas, desde ortesis a medida de silicona para deformidades en los dedos, a plantillas para lesiones localizadas en la planta del pie o incluso recurrir a técnicas quirúrgicas cuando las alternativas no son suficientes y el dolor asociado a la lesión lo justifica.

 

Share
Consejo cuidado de los pies Consejos para pacientes dolor juanete juanetes

¿TIENEN SOLUCIÓN LOS JUANETES?

Published by:

¿TIENEN SOLUCIÓN LOS JUANETES?

El hallux abductus valgus (HAV) conocido generalmente como juanete cuyo nombre procede de la antigua (y errónea) creencia de que en los pueblos la gente padecía más esta deformidad. Al ser Juan un nombre muy común en el ámbito rural, nombraron a ésta molestia juanete.

El HAV es una protuberancia ósea localizada en la cabeza del primer metatarsiano que se proyecta hacia medial, dando lugar al bunio, el bulto por todos conocido. A esta afectación se le asocia una desviación en valgo del primer dedo lo que acaba invadiendo el espacio de los dedos vecinos causando a su vez otros trastornos.

Existen varios tipos de tratamientos para ésta afección y todas estarán indicadas en función de las molestias asociadas que padezca el paciente. Un dato importante es que los juanetes no se corrigen de ninguna manera mediante tratamientos conservadores, éste tipo de tratamientos se indican para paliar la sintomatología asociada a la propia deformidad, bien para descargar los metatarsianos centrales que pueden padecer sobrecargas mediante plantillas a medida, para alinear el dedo cuando la desviación es flexible con una ortesis a medida de silicona, etc. Éste tipo de tratamientos suelen ser los de elección, ya que la única alternativa existente es la vía quirúrgica, recomendada cuando el dolor es intenso y los tratamientos conservadores resultan insuficientes para controlar la clínica.

Existen diversas técnicas quirúrgicas para abordar ésta deformidad, por cirugía abierta o por mínima incisión. Lo recomendable es recurrir a esta solución cuando no queda más remedio, ya que, aunque lo normal es que todo se solvente correctamente, el procedimiento no está exento de posibles efectos secundarios como experimentar un menor rango articular en la zona intervenida, parestesias, etc. o complicaciones posteriores como la recidiva de la deformidad.

Cada caso hay que valorarlo de manera completamente individual, de nada sirve que tengamos un conocido que esté encantado con el tratamiento sea conservador o quirúrgico, o por el contrario, que tenga una opinión negativa por una mala experiencia, ante la duda y especialmente ante el trastorno propio de la deformidad, lo mejor es acudir a un podólogo para recibir de primera mano la valoración e información que precise.

Share
Consejo cuidado de los pies Consejos runners maraton Runners

HEMATOMA SUBUNGUEAL. CAUSAS, TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN

Published by:

HEMATOMA SUBUNGUEAL. CAUSAS, TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN

Es habitual especialmente en deportistas que, al finalizar su actividad deportiva, descubran al descalzarse que las uñas de los pies, normalmente las uñas de los dedos gordos presentan un aspecto ennegrecido. A veces incluso tienen el calcetín manchado de sangre. Los hematomas subungueales son hemorragias que se producen bajo la uña cuando ésta recibe un traumatismo repetitivo, como el que padecen cuando uno realiza actividades como correr, jugar a deportes de impacto como el fútbol, etc.

Los hematomas subungueales pueden ser muy dolorosos cuando la sangre se acumula bajo la uña sin ninguna vía de salida, en éstos casos la presión aumenta provocando fuertes molestias. Es precisamente en ese momento cuando es necesario acudir al podólogo en el menor tiempo posible para que pueda drenar el contenido sanguinolento de una manera segura. El drenado se realiza mediante una o dos perforaciones de la lámina ungueal. Hay que comprender que debido a la hemorragia la lámina ungueal se halla desprendida del lecho por lo que un profesional cualificado puede realizar el procedimiento con seguridad de manera indolora con el material adecuado, previniendo además posibles infecciones posteriores.

Posteriormente es conveniente realizar revisiones con el podólogo, ya que dependiendo del daño sufrido por la uña es recomendable eliminarla para poder realizar curas de manera más efectiva y esperar a que la uña crezca de nuevo, proceso que puede prolongarse de 12 a 18 meses.

La prevención es fundamental y aunque este tipo de lesiones en muchos casos son inherentes al propio gesto deportivo el podólogo le podrá aconsejar sobre cómo prevenir que la uña padezca de forma innecesaria.

Share
bebes Consejo cuidado de los pies Pies de los niños

¿A QUÉ EDAD DEBO LLEVAR A MI HIJO AL PODÓLOGO?

Published by:

¿A qué edad debo llevar a mi hijo al podólogo?

Con cierta frecuencia los pacientes que se visitan en la consulta de un podólogo hablan de sus hijos porque han observado algún patrón de marcha o actitud postural que consideran no es normal o que directamente les parece que les puede perjudicar. La pregunta que suelen hacer, especialmente cuando los niños tienen una corta edad, es ¿cuándo es necesario realizar un control podológico?

En condiciones normales desde que nacemos hasta los 4 años de edad aproximadamente es normal tener un pie plano, esto es debido a la elasticidad propia de los componentes del pie en esta etapa de desarrollo corrigiéndose de forma espontánea. Es precisamente a partir de los 4 años, el momento adecuado para que hagan una revisión en consulta en donde se realizarán una serie de sencillas pruebas que determinen el correcto desarrollo del pie o de lo contrario actuar para tratar cualquier alteración detectada.

Se considera que el pie está totalmente formado a los 9 años de edad, sin embargo, su crecimiento continúa mucho tiempo después hasta los 20 años de edad aproximadamente. Lógicamente cuanto antes se detecten problemas estructurales mejor pronóstico ofrecen los tratamientos, en la mayoría de casos conservadores, pudiendo incluso evitar tratamientos agresivos.

Share