El Blog del Podólogo » Blog Archives

Author Archives: El Blog del Podólogo

Consejo cuidado de los pies zapatos

Errores más frecuentes a la hora de comprar zapatos

Published by:

“En muchas ocasiones, los pacientes nos preguntan sobre las características del calzado que tienen que comprar y la conveniencia de adquirir un zapato especial u ortopédico”, comenta el podólogo Javier Ruiz, vocal de Comunicación del ICOPCV.

En la mayoría de casos, no es necesario recurrir a zapato especial y podemos comprar nuestro calzado en zapaterías normales. Eso sí, es importante saber identificar y comprobar algunos requisitos para no equivocarnos.

Javier Ruiz recuerda que conviene repasar algunas características en los siguientes elementos:

Tacón: No recomendamos ir planos de manera habitual. Un poco de tacón permite relajar la musculatura posterior de la pierna, aunque es necesario no tener grandes alturas porque con el tiempo, la musculatura posterior se acortaría. La altura recomendada oscila entre 2cm y 4cm. Cuando se sobrepasan esos 4cm, hay una sobrecarga a nivel de las cabezas metatarsianas, dolencia que puede agravarse si existe una alteración estructural en la fórmula metatarsiana.

Suela: Debe conseguir aislar el pie del suelo para protegerlo de cualquier elemento externo que pueda lesionarlo. El material puede ser blando de manera que resulte más confortable.

El cambrillón es la parte que da rigidez al zapato. (Foto: Javier Ruiz).

El cambrillón es la parte que da rigidez al zapato. (Foto: Javier Ruiz).

Cambrillón: Este elemento se inserta normalmente dentro de la suela del zapato para dotarla de rigidez desde el talón hasta como mínimo la zona anterior del pie. A la hora de andar, durante cada impulso, el cambrillón otorga un efecto palanca que nos facilita el despegue; así permite al pie trabajar menos y por tanto padecer menos sobrecargas.

Quebrante de puntera: Es la distancia que existe entre la punta del zapato y el suelo. Permite que en la fase de despegue exista un movimiento de balancín -que unido al efecto del cambrillón consigue una marcha fluida y cómoda.

Caña del zapato: Elemento que envuelve el pie. De materiales y sujeción diversa (de corte cerrado, acordonado, velcro, etc.). Es muy importante la parte que protege a los dedos; esta zona debe ser amplia para evitar compresiones laterales y contar con un mínimo de altura que permita mover los dedos verticalmente. Hay que evitar siempre que los dedos estén comprimidos tanto a la ancho como entre la planta y el dorso.

A partir de aquí, si el calzado que buscamos es para la práctica de alguna actividad deportiva existen otros elementos que habrá que tener en cuenta para que se adapte al gesto deportivo. Entre ellos: rigidez y dibujo de la suela, materiales, puntera, etc. El calzado deportivo está hoy en día muy adaptado a cada disciplina.

Share
Consejo cuidado de los pies

¿A qué edad deberíamos llevar a un niño a la revisión podológica?

Published by:

Muchas razones aconsejan hacer una revisión podológica a los cinco años.

Muchas razones aconsejan hacer una revisión podológica a los cinco años.

El sistema nacional de salud estipula una revisión pediátrica más completa a los 4-5 años en la que se realiza una exploración y valoración del sistema auditivo, ocular, musculo-esquelético, así como una revisión podal  muy básica en la que valoran el tipo de huella plantar -mediante visión en el podoscopio-  clasificando así de pie plano o cavo.

Desde el ICOPCV, su vicepresidenta Estefanía Soriano, recomienda una “revisión podológica más completa, que evalúe factores que predispongan a un pie plano infantil susceptible de ser tratado con ortesis plantares (plantillas)”.

“Se debe valorar en su totalidad el miembro inferior para descartar factores que ocasionen un crecimiento y desarrollo anómalo del pie del niño. Por ejemplo: patrones torsionales (rotación interna o externa de fémur y/o tibia) que podrían derivar a un apoyo plantar anómalo y originar patologías relevantes” añade Estefanía Soriano, para pasar a enumerar otros factores que conviene tener en cuenta.

Es importante también observar y evaluar hábitos posturales anómalos como sentarse con las piernas en “W” o en “X”. Asimismo, juega un papel importante la estructura esquelética de los miembros inferiores como genu valgo (rodillas en X) o genu varo (rodillas en paréntesis).

Por otra parte, la existencia de patología ósea puede determinar un pie plano rígido que tiene que ser valorado de cara a una posible recomendación quirúrgica.

La obesidad infantil es un problema de salud que también perjudica a sus pies.

La obesidad infantil es un problema de salud que también perjudica a sus pies.

Cabe destacar que la obesidad infantil, auténtica epidemia en nuestra sociedad, perjudica el correcto mantenimiento de la estructura esquelética. Además, en el caso de los niños que padecen hiperlaxitud ligamentosa, el sobrepeso puede agravar este trastorno, e impedir la posición adecuada del arco longitudinal plantar (puente interno del pie).

Razones todas ellas de mucho calado para acudir a una revisión podológica exhaustiva a partir de los 5 años. “A esta edad, la marcha ya está establecida y es importante valorar el desarrollo musculo-esquelético del niño, que aconseja revisiones cada seis meses para la vigilancia, control y tratamiento en caso necesario”, apunta la vicepresidenta del ICOPCV.

Por último, subraya que si el niño ha tenido alguna patología durante el embarazo y/o el nacimiento, se debe pautar una exhaustiva valoración de su evolución. En cualquier caso, el desarrollo de la marcha del niño es competencia del podólogo, que es el profesional encargado de diagnosticar y decidir el tratamiento ortopodológico en caso necesario, y quien puede orientar en la correcta elección del calzado infantil.

Share