El Blog del Podólogo » Blog Archives

Author Archives: El Blog del Podólogo

Consejo cuidado de los pies dolor Futbol

LESIONES EN EL FÚTBOL: LA FRACTURA DE JONES

Published by:

LESIONES EN EL FÚTBOL: LA FRACTURA DE JONES

La práctica deportiva se caracteriza por una serie de movimientos repetitivos que se engloban en los que denominamos gesto deportivo. Cada deporte tiene unas necesidades particulares y por tanto las cargas que se transmiten a los pies son susceptibles de variar.

En la práctica del fútbol hay tres elementos fundamentales a tener en cuenta:

  • Carrera.
  • Cambios bruscos de dirección y ritmo.
  • Contacto con el balón, así como con otros jugadores.

A estos elementos hay que añadir el calzado que precisa su práctica, la bota de fútbol. Este calzado se caracteriza por un ajuste total al pie, elementos de protección en antepié, así como elementos que otorgan a la bota de zonas de tracción para tener un mayor control del balón tanto en carrera como a la hora de realizar el chut, entre otros elementos.

LESIONES EN EL FÚTBOL: LA FRACTURA DE JONES

Una de las lesiones que más temen los futbolistas es la conocida como fractura de Jones, aunque actualmente su clasificación es más amplia abarcando la avulsión tuberositaria, fractura en la diáfisis del quinto metatarsiano, etc.

Ésta fractura se da en condiciones de estrés repetitivo en la base del quinto metatarsiano, debido en muchos casos a una bota cuya resistencia en el arco enfranque es insuficiente.

LESIONES EN EL FÚTBOL: LA FRACTURA DE JONES

Esta zona queda suspendida en el aire ya que el resto del pie queda sustentado por los tacos de la bota. Durante la práctica deportiva si el arco enfranque no es capaz de resistir las cargas que se generan en este punto, la zona más vulnerable que se expone a una lesión es el quinto metatarsiano, generando en no pocos casos una fractura del hueso a este nivel.

LESIONES EN EL FÚTBOL: LA FRACTURA DE JONES

Así pues, uno de los elementos fundamentales para escoger una bota de fútbol es comprobar manualmente la resistencia de esta zona, para ello debemos sostener la bota de fútbol en el talón y en la punta e intentar doblarla, si es flexible por la zona del arco enfranque os recomendamos buscar un modelo alternativo.

Para cualquier duda como siempre, acude a tu podólogo.

Share
Pie equinovaro congénito

¿QUÉ ES EL PIE EQUINOVARO CONGÉNITO?

Published by:

¿QUÉ ES EL PIE EQUINOVARO CONGÉNITO?

El pie equinovaro congénito o pie zambo, es una deformidad multiplanar cuya aparición se detecta al nacer. Su incidencia es de 1 a 6,8 por cada mil nacimientos, siendo más habitual en varones.

No se ha podido establecer un origen hereditario, ya que muchas veces no hay antecedentes familiares, aunque si que empiezan a publicarse estudios que hablan de alteraciones cromosómicas que implicadas en la función y desarrollo del músculo.

Las deformidades asociadas incluyen el pie aducto, supinación del pie, cavo y equino, siendo este último imprescindible para el diagnóstico y catalogación de la patología en un individuo.

El tratamiento a lo largo de los años ha ido evolucionando dando paso tratamientos conservadores y quirúrgicos indistintamente hasta la terapia conservadora actual de eficacia probada y ampliamente aceptada. Su tratamiento se remonta a los tiempos de Hipócrates en el 400 antes de nuestra era, dando paso en el siglo XIX a las ferulizaciones con escayola. Posteriormente se introducen alternativas quirúrgicas encaminadas a tratar la deformidad predominante, el pie equino, mediante una tenotomía del tendón calcáneo (conocido popularmente por el término obsoleto tendón de Aquiles), sin embargo, las complicaciones infecciosas posteriores eran recurrentes. Estos inicios quirúrgicos dieron paso a priorizar la liberación de partes blandas a nivel posterior y medial del pie, incluyendo abordajes en articulaciones y tenotomías. Las cirugías si bien podían ser funcionales en un principio no estaban exentas de dar lugar a rigideces en el pie, reducciones parciales de la deformidad, etc. Lo que no descartaba nuevas intervenciones en la etapa adulta. Es a partir de la segunda mitad del siglo XX cuando el Dr. Ponseti empieza a publicar un método conservador basado en el conocimiento de la biomecánica del pie equinovaro, mediante el empleo de enyesados que se adecuan y recambian hasta los 4-5 años de edad, modificaciones y actualizaciones de la técnica han dado lugar a una recidiva de entre un 6% y un 21% de los casos siendo por tanto una cifra muy inferior al 56% original. El método Ponseti es la técnica de manipulación y corrección del pie equinovaro congénito más utilizado en el mundo y por tanto el que mayor consenso académico ha logrado. En España la especialista con mayor experiencia en el estudio y tratamiento del pie equinovaro es la Doctora Ana Mª Ey.

 

Share
callos Consejo cuidado de los pies heloma

¿QUÉ ES EN REALIDAD UN “OJO DE POLLO”?

Published by:

HELOMA

Una práctica muy habitual que desarrollan los podólogos en sus consultas es la que se conoce como quiropodia, en ella se realiza un cuidado básico del pie en el que tratan alteraciones ungueales y dérmicas.

Entre los problemas de la piel que habitualmente tratan están las callosidades, conocidos popularmente como callo, ojo de pollo, clavo, etc. A lo largo del tiempo se le ha nombrado de muchas maneras a un mismo problema, cuyo nombre real es heloma.

El heloma en una acumulación de tejido desvitalizado que en condiciones normales se desprende en el proceso natural de renovación de la piel, sin embargo, cuando existe una sobrecarga localizada, la piel reacciona y para defenderse acumula capas en la superficie de la piel, que por efecto de la propia presión constante acaba invaginándose hacia el interior, provocando el característico dolor punzante, similar al que podríamos experimentar al pisar una piedra pequeña que se nos ha colado dentro del calzado.

Una vez lo eliminan en consulta, es importante tener en cuenta que mientras el agente causal permanezca, el heloma se reproducirá una y otra vez. El tiempo en el que puede volver a salir varía en función del tipo de presión recibida, localización, etc. Siendo lo habitual alrededor de un mes entre visitas. En función de cada caso se pueden realizar acciones complementarias a la quiropodia, siendo el podólogo el que informará y escogerá la terapia alternativa que estime más oportuna. Las herramientas de las que disponen son variadas, desde ortesis a medida de silicona para deformidades en los dedos, a plantillas para lesiones localizadas en la planta del pie o incluso recurrir a técnicas quirúrgicas cuando las alternativas no son suficientes y el dolor asociado a la lesión lo justifica.

 

Share
Consejo cuidado de los pies Consejos para pacientes dolor juanete juanetes

¿TIENEN SOLUCIÓN LOS JUANETES?

Published by:

¿TIENEN SOLUCIÓN LOS JUANETES?

El hallux abductus valgus (HAV) conocido generalmente como juanete cuyo nombre procede de la antigua (y errónea) creencia de que en los pueblos la gente padecía más esta deformidad. Al ser Juan un nombre muy común en el ámbito rural, nombraron a ésta molestia juanete.

El HAV es una protuberancia ósea localizada en la cabeza del primer metatarsiano que se proyecta hacia medial, dando lugar al bunio, el bulto por todos conocido. A esta afectación se le asocia una desviación en valgo del primer dedo lo que acaba invadiendo el espacio de los dedos vecinos causando a su vez otros trastornos.

Existen varios tipos de tratamientos para ésta afección y todas estarán indicadas en función de las molestias asociadas que padezca el paciente. Un dato importante es que los juanetes no se corrigen de ninguna manera mediante tratamientos conservadores, éste tipo de tratamientos se indican para paliar la sintomatología asociada a la propia deformidad, bien para descargar los metatarsianos centrales que pueden padecer sobrecargas mediante plantillas a medida, para alinear el dedo cuando la desviación es flexible con una ortesis a medida de silicona, etc. Éste tipo de tratamientos suelen ser los de elección, ya que la única alternativa existente es la vía quirúrgica, recomendada cuando el dolor es intenso y los tratamientos conservadores resultan insuficientes para controlar la clínica.

Existen diversas técnicas quirúrgicas para abordar ésta deformidad, por cirugía abierta o por mínima incisión. Lo recomendable es recurrir a esta solución cuando no queda más remedio, ya que, aunque lo normal es que todo se solvente correctamente, el procedimiento no está exento de posibles efectos secundarios como experimentar un menor rango articular en la zona intervenida, parestesias, etc. o complicaciones posteriores como la recidiva de la deformidad.

Cada caso hay que valorarlo de manera completamente individual, de nada sirve que tengamos un conocido que esté encantado con el tratamiento sea conservador o quirúrgico, o por el contrario, que tenga una opinión negativa por una mala experiencia, ante la duda y especialmente ante el trastorno propio de la deformidad, lo mejor es acudir a un podólogo para recibir de primera mano la valoración e información que precise.

Share