Consejo cuidado de los pies infecciones

VERRUGAS PLANTARES. ¿QUÉ SON? ¿SE PEGAN? TRATAMIENTO

Published by:

Verrugas Plantares

Las verrugas plantares son un tipo de lesión que pueden localizarse en la planta de los pies o en los dedos. Están causados por el virus del papiloma humano, ésta infección se desarrolla habitualmente en personas en edades tempranas, como niños o adolescentes asociados a bajadas puntuales en el sistema inmune, lo que favorece la proliferación circunscrita de éste tipo de patógeno.

Su presencia puede ser confundida en ocasiones por una callosidad, entre otras posibilidades dado que su aspecto exterior es muy similar, aunque su mecanismo de formación no tiene nada que ver, mientras que las callosidades se producen exclusivamente en zonas de presión, el papiloma puede aparecer indistintamente en puntos donde no se recibe carga alguna. El podólogo dispone de los conocimientos y las herramientas necesarias para realizar un diagnóstico diferencial.

Además, el desarrollo del papiloma se da en un espacio breve de tiempo y suele enmarcarse en muchos casos en personas que realizan algún tipo de actividad en gimnasios, piscinas, etc. ya que el virus es capaz de “vivir” en entornos donde ha entrado en contacto una persona que ya esté infectada, es por ello que existe un riesgo de contagio y por tanto es importante tener ciertas precauciones como el uso de sandalias, mantener los pies secos, etc.

El tratamiento fundamentalmente tiene como objetivo eliminar la verruga, aunque es imposible determinar con seguridad la destrucción del virus, por lo que, en algunos casos, pocos, existe el riesgo de recidiva. La resolución del caso suele estimarse entre semanas o meses.

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppLinkedInEmailCompartir
MIS

¿EXISTE LA CIRUGÍA LÁSER? NO

Published by:

Cirugía Mínima Incisión

La Cirugía de Mínima Incisión del Pie (MIS) del inglés “Minimal Incision Surgery”, también conocida como cirugía percutánea, es un conjunto de técnicas quirúrgicas que se basan en acceder y tratar cualquier punto patológico del pie a través de pequeñas incisiones o aperturas cutáneas y realizar las correcciones necesarias en las estructuras con patología podológica, mediante el empleo de fresas con el que se realizan las osteotomías, por lo tanto no existe el empleo de láser para éste tipo de intervenciones.

Es imprescindible la utilización de la fluoroscopía, método de imagen radiológica el cual nos da la visión interna de la zona a intervenir. Puesto que se trata de una cirugía “cerrada”, hemos de poder ver donde estamos accediendo para realizar la técnica en el lugar exacto.

Las alteraciones susceptibles a ser tratadas con estas técnicas son muchas y van desde pequeñas alteraciones en la alineación de los dedos, patologías dérmicas debidas a exóstosis que dan lugar a dolorosos procesos hiperqueratósicos entre los dedos y/o dorsos de los mismos, hasta sobrecargas metatarsianas y antepies comprometidos con Hallux Abductus Valgus conocido como “Juanetes” y dedos en garra, en martillo, o superpuestos (supraductus o infraductus). También se pueden intervenir Juanetes de Sastre o del 5º dedo, Espolones Calcáneos, Síndrome de Haglund, Síndromes de Compresión del Túnel Tarsiano y del Seno del Tarso, descompresión calcánea y cualquier patología dolorosa que presente el pie.

La gran premisa recae en proteger y respetar las estructuras anatómicas (músculos, ligamentos tendones, capsulas articulares y vasos sanguíneos) para recuperar rápidamente la biomecánica de un pie sano. La técnica quirúrgica es muy cuidada y se considera de precisión a la hora de realizarla. Se logra con la utilización de material especialmente diseñado, instrumentación y aparataje de última generación que junto a una constante formación y la buena habilidad del profesional que la realiza, permite conseguir excelentes resultados para el paciente. Se realiza con anestesia local a nivel de tobillo o dedos según la zona a intervenir permitiendo caminar al paciente tras la intervención, pudiendo desplazarse a su domicilio tras la cirugía sin necesidad de ingreso hospitalario.

La precisión de estas técnicas, el escaso daño a los tejidos y el prescindir de materiales de fijación interna como tornillos, agujas, escayolas o férulas dan lugar a una rápida recuperación favoreciendo la deambulación temprana y el mínimo dolor postoperatorio. El secreto está en la utilización de pequeños vendajes correctores que aseguran la posición idónea para el éxito de la cirugía, éstos son muy cómodos y fáciles de llevar durante el período de recuperación.

Noticias ICOPCV

30 DE ENERO, DÍA MUNDIAL DE LA NO VIOLENCIA

Published by:

Pacto contra Violencia de Género

El Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana se adhiere al “Pacte contra la violència de gènere”

  • El ICOPCV ha puesto en marcha diferentes iniciativas con el objetivo de fomentar desde su ámbito una igualdad real entre hombres y mujeres y promover la erradicación la violencia de género.
  • Pondrá a disposición de los colegiados el servicio de asesoramiento jurídico de forma totalmente gratuita para atender casos de violencia de género.

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la No Violencia, el Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) anunciamos nuestra adhesión al “Pacte valencià contra la violència de gènere i masclista”, puesto en marcha por la Generalitat Valenciana.

Desde el Colegio de Podólogos queremos respaldar esta iniciativa con el objetivo de combatir desde nuestra profesión las desigualdades que todavía existen en nuestra sociedad. Apostamos por una igualdad real entre hombres y mujeres y por erradicar definitivamente la violencia de género, por eso animamos a otras instituciones a que también se sumen porque sólo con la unión de todos los actores sociales lo conseguiremos”, ha afirmado Maite García, presidenta del ICOPCV.

Junto a la firma del “Pacte valencià contra la violència de gènere”, desde el Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana hemos presentado varias iniciativas que serán desarrolladas para concienciar y luchar contra todo tipo de violencia hacia las mujeres en todas sus vertientes.

Entre éstas destacan la difusión del manifiesto en todos los canales de comunicación del ICOPCV, a los podólogos colegiados de la Comunidad Valenciana y a las clínicas. Además, se realizarán campañas de sensibilización dirigidas a los podólogos de las tres provincias con el objetivo de prevenir y detectar casos de violencia de género. En esta línea, también está prevista la realización de formación para la concienciación sobre la igualdad. Junto a esto, se pondrá a disposición de los colegiados el servicio de asesoramiento jurídico del ICOPCV de forma gratuita para atender casos de violencia de género.

Consejo cuidado de los pies Futbol

JUEGO A FÚTBOL, ¿QUÉ TIPO DE BOTA ME COMPRO?

Published by:

Elección botas de fútbol

Los deportes cuentan hoy en día con equipaciones que se adaptan a los rigores del terreno donde se desarrolla la actividad, al gesto deportivo, etc.

El fútbol al practicarse en todo el mundo, cuenta con una amplia gama de marcas comerciales que desarrollan continuamente productos para éste deporte.

Uno de los elementos indispensables son las botas de fútbol. Hay que tener en cuenta que el pie no está sobre una superficie que tenga una contacto total sobre el suelo, la suela de éste tipo de calzado se sustenta sobre los tacos que permiten obtener tracción sobre el césped.

Debido a ésta peculiaridad podemos decir que la parte más importante en la cual debemos fijarnos es precisamente la suela de éste tipo de calzado.

Los tacos se distribuyen entre el antepié y el talón dejando una zona libre que correspondería con el arco enfranque de un calzado tradicional. Es importante que la suela de la bota sea cuanto más rígida a la flexión mejor, especialmente a nivel de su arco enfranque. Tener flexibilidad en ésta zona puede tener serias consecuencias para el deportista, la más conocida es la fractura por estrés en el quinto metatarsiano. Si la suela es demasiado flexible ésta zona provoca a nivel del metatarsiano tensiones derivadas de los fuertes impactos que recibe de y de los constantes cambios de dirección acabando en no pocos casos en una fractura que en el mejor de los casos finaliza con un periodo de ferulización y reposo no inferior a dos meses y en los peores en una intervención quirúrgica.

Para más detalles consulta con tu podólogo.